¿Para qué sirve la vacuna?

Sigo sin entender.

Mi única respuesta, es para tranquilizar a la mayoría de la población, via placebo , «curando» el miedo inyectado por los gobernantes, para ver si en algún momento cuando ellos «autoricen» logremos reabrir la economía como debe ser.

CDC and FDA have recommended a pause in the use of the Johnson & Johnson’s Janssen COVID-19 vaccine in the United States out of an abundance of caution, effective Tuesday, April 13, 2021. CDC will convene a meeting of the Advisory Committee on Immunization Practices (ACIP) on Wednesday, April 14, 2021, to address this issue. People who have received the J&J/Janssen COVID-19 vaccine within the past three weeks who develop severe headache, abdominal pain, leg pain, or shortness of breath should contact their healthcare provider.

Desde diciembre en Estados Unidos, de acuerdo al CDC ha habido 56.789 casos de efectos adversos y 2.342 muertos por las vacunas. Todas personas que seguramente estaban bien.

Si tres de las principales vacunas, tienen claro que en este momento estamos en un estudio (i.e. experimento), y que ninguno termina antes de octubre 2022, que ninguna está aprobada por la FDA, cuando toda la vida ser aprobado por la FDA ha sido un requisito para muchas cosas, algo que supuestamente da seguridad a las personas, por qué de un momento a otro, la gente corre a ponerser algo en su cuerpo que no ha sido aprobado, que no cura ninguna enfermedad, que puede tener efectos secundarios adversos no solo inmediatos, sino en el mediano plazo, cuando las probabilidades de morir por el virus son mínimas , del 0.1% , que no elimina las restricciones impuestas, que no garantiza inmunidad, no para los contagios, antes todo lo contrario (ejemplo Chile).

La pregunta no es solo, cuál es la preocupación sino ¿cuál es el afán?

Ya el problema no es el virus ni quizás la vacuna.

Es el estado de terror y pánico que nos metieron, y del que salir va a ser muy difícil.

Porque nada más peligroso que una idea. Una idea que llevan más de un año regando y cultivando. Yo pienso por ejemplo en los niños que los obligan a llevar máscara desde tan pequeños. Imagíneselos dentro de 15, 20 años, que tipo de fobias tendrán, cómo será ese mundo en ese momento, especialmente los menores de 7 años. Si hoy es loco, no quiero pensar en eso, pero igual, vivamos un día a la vez.

Sale hoy por ejemplo en el periódico local que en Colombia, a pesar de que en USA acaban de suspender la vacuna de J&J por casos adversos, aquí el Ministerio de Salud busca y encuentra la justificación, llegando hasta el extremo de decir que «una persona que no se vacune tiene mayor riesgo de trombos«. Hágame el hp favor!

Otros dicen que no hay que exagerar, que fueron solo 6, 8 casos en un millón. Si allá la suspenden por esos 6, 8 casos, es porque no es un tema menor. Recordemos que es un experimento. Por eso la suspenden. Seguro harán ajustes para volver, pero, que ensayen con otros, no conmigo.

Debemos recuperar nuestra capacidad de análisis.

Creer más en las matemáticas que en la ciencia.

Esa famosa «ciencia», que quien sabe donde se esconde, porque que al menos fuera capaz de salir a debatir, pero que solo es autoritaria, que ha demosradao ser un fracaso, repetido una y otra vez, porque, si hoy, un año más tarde, siguen pensando en encierros como medida, siguen las máscaras, es porque estamos mal.

Yo no creo en las cepas, ni en los nuevos picos.

Creo que parte del problema se debe a las máscaras.

Imagínese usted, llevando:

  • babas
  • sudor
  • hongos
  • bacterias
  • gérmenes
  • mugre
  • Mocos

Todo eso combinado de un lado para otro durante todo un día, al lado de su boca. Y todo ese montón de gente abarrotada en el metro tratando de cumplir con los horarios y las medidas «por la vida».

¿No cree usted que se puede convertir en un punto de infección y caldo de cultivo para lo que sea?

Yo pensaría que sí, que asqueroso.

Gas!

Pero esa es la norma, y «hay que cumplirla».

No poder respirar, aire, es la norma. ¿Basados en que? Vaya usted a saber.

En Estados Unidos, en Texas, levantaron las restricciones, y los picos y casos bajaron de inmediato.

Fauci, el genio, dijo que tendrían que esperar las consecuencias en un par de semanas. Pues pasaron las dos semanas y no sabía que decir.

Este problema, que nunca ha debido ser del resorte de gobernantes (incapaces además), es de cada uno. Cada quien decide cómo se cuida, si sale o no, si se pone la máscara o no, y la más importante, si se vacuna o no.

Los toques de queda se convirtieon como el pico y placa, que nació para controlar un problema de congestión vehicular, y lo convirtieron en una «solución» ambiental; aquí pasa similar, un tema que nació para preparar al sistema de salud, y terminó convertido en un tema supuestamente para evitar que la gente se contagie. Nada que ver. Es simplemente un abuso de poder.

Pero así no podemos continuar.

Publicado por vivecomosiestuvierasmuerto

Buscando la verdad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: