Aprender a decir NO, o a ser auténtico

Esto es parte de alguna manera, de la razón por la que tenemos que trabajar tantas horas a la semana, ser uno de los países menos productivos en el mundo y por la que te pueden mirar raro si estás montando en bici a las 4 de la tarde un jueves.