Cuarentena: lo bueno lo malo y lo feo

No tengo todas las pruebas, pero tampoco tengo dudas de muchas cosas. Hay que demostrarlo y empezamos por cuestionar ahora muchas de las cosas que creíamos verdaderas por años pero que quizás no lo sean tanto.